¿Planeando recorrer la HRP-Alta Ruta Pirenaica o la ARC-Alta Ruta Cantábrica? En el siguiente enlace encontrarás todo lo necesario para planificarlo:

Vagabundo en Irlanda

Cuando no tienes una motivación especial en completar un recorrido, puede suceder, como en mi caso, que cambies un plan de dos semanas tan solo unas horas después de haber empezado. Y sin ocurrir ni encontrar nada inesperado.

En resumen, empecé en Castletownbere y ascendí al cordal montañoso de la península Beara. Las siguientes horas se resumieron en: Pies sumergidos, niebla, lluvia y fuerte viento. A veces lo uno, a veces lo otro, y a veces todo junto. Rápidamente entendí el por qué del nombre "Hungry hill". Estaba claro, estas montañas me querían engullir.



Y entonces surgió la pregunta que me hizo cambiar de planes una y otra vez durante todo el viaje, cada vez que me la formulaba. ¿Qué hago yo aquí?

En cuanto llegué a la carretera en el Healy Pass, me bajé al valle con la idea de seguir el Beara Way al día siguiente, una ruta balizada. Seguía bastantes carreteras secundarias, pero al menos no ascendía a los cordales más altos, que seguían tapados por la niebla. Así pude contemplar algunos bonitos paisajes.

Glanmore Lake desde Healy Pass.



Ir por recorrido balizado no significa siempre progresar más fácil.



Cloone lough (lago).



Lough Inchiquin al fondo.



Kenmare.



En Kenmare seguí por el Kerry Way, otra ruta balizada. También seguía por algunas carreteras secundarias, pero ahora yo sí tenía una buena motivación: Ascender a la cima más alta de Irlanda, el Carrauntoohill, de poco más de 1000m. Antes pasé por el Parque Nacional de Killarney, donde bordeé el bonito Upper Lake.



Owenreagh River.



En la ascensión al Carrauntoohill si que me llevé una sorpresa. Ni rastro de sendero. Repito, ni rastro de sendero para ascender a la cima más alta del país. Lo daba por hecho en el resto de montañas, pero no en la más alta. En cualquier caso, he de decir que fue uno de los tramos que más disfruté.



Lago Cloghernoosh en primer plano y Cummenduff Glen (valle) abajo .



Macizo de Macgillycuddy's Reeks y los lagos Lough Calle y Lough Gouragh.




¿Quién dijo que Irlanda eran todo prados y colinas?



A pesar de caminar por montañas más rocosas...



5 minutos en la cima antes de que la niebla la cubriese, pusieron la guinda a la jornada. Del resto del día mejor no acordarse, ya que consistió en lluvia, viento y carreteras hasta Killorglin.



Killorglin.



Al día siguiente me desplacé a dedo hasta Dingle. En uno de los múltiples cambios de planes, había decidido que solo quería visitar ciertas cosas, no enlazar todas las rutas previstas, ya que en malas condiciones meteorológicas no le veía sentido. Aunque a decir verdad, el ir hasta Dingle fue una decisión tomada cuando ya estaba montado en el coche que me recogió.



Dingle.



Allí seguí el Dingle Way, el sendero balizado que recorre la península. Ni me planteé seguir el cordal principal. Como me empezaba a aburrir de tanta carretera, ascendí al Mount Eagle, que no tenía previsto, y al Mount Brandon, el monte más alto de Irlanda fuera del macizo de Macgillycuddy's Reeks (el del Carrauntoohill). El día de estas dos ascensiones fue el único de cielos azules y ni una gota de lluvia. Tras descender de la cima de cerca de 1000m, acabé el día con un largo paseo por la playa de la Bahía Brandon. Sin duda, la mejor jornada.
 
Típica carretera secundaria, aunque no siempre eran tan bonitas...




Vistas hacia Mount Brandon.



Podía pasar rápidamente de tener un cielo azul, a tener uno como el de la siguiente foto, y luego volver a disfrutar del sol. Lo bueno, los juegos de luces.



Vista desde el Mount Eagle hacia la Península Dingle y el macizo del Mount Brandon.



Coumeenoole y las Islas Blasket.



Jugoso, jugoso...



Pedazos de turba aislados del resto. Su espesor aumenta entre 0,5 y 1mm por año, así que echen cuentas...



Mount Brandon al fondo.



Cima con la Bahía Brandon detrás.



Bonita bajada por un valle glaciar.



Nada como un paseo playero tras una buena jornada montañera.



De izq. a dcha, Stradbally Mountain, Beenoskee y Coumbaun.



Y por fin! Una noche sobre suelo solamente húmedo y además a la orilla del mar.



Esperemos que los golfistas apunten bien...



Hay una especie de minimosquitos de 1 o 2mm llamados midges, que ni se oyen ni se ven, pero que pican. Estando en movimiento no suelen ser un problema, pero basta pararse unos segundos para que ataquen. No es que los haya en grandes cantidades ni en todos los sitios, pero suficiente para ser recomendable protegerse de ellos.



A la mañana siguiente continué por la playa y luego fui a dedo hasta Tralee, desde donde me desplacé en autobús hasta Doolin, con la intención de visitar al día siguiente The Cliffs of Moher, unos acantilados espectacularmente abruptos y altos para los estándares irlandeses.



Con el clima que tienen, entiendo perfectamente que la gente se alcoholice, o directamente, se suicide. El cartel me hizo gracia, pero supongo que si está ahí, no será para hacer gracia...




Después tenía pensado hacer algo por The Burren o quizás ir directamente a Connemara, pero en un cambio drástico, decidí que ya había tenido suficiente Irlanda y viajé a los Alpes, donde completé el Stubaier Höhenweg, pero eso ya es parte de otra entrada.

En conclusión, Irlanda tiene unos paisajes que merecen ser vistos... con buen tiempo. El problema es que de esto hay poco allí, e incluso con la mejor de las meteorologías, hay que tolerar, como mínimo, andar con los pies sumergidos y no encontrar un solo pedazo de tierra seca donde sentarse a descansar.

Si todavía a alguien le quedan ganas de senderismo de largo recorrido en Irlanda, debe saber que todavía hay un inconveniente más:

Irónicamente, a pesar de todo el agua disponible, beber no es demasiado agradable. Todo el agua que bebí tenía un intenso sabor a tierra o a ducha de playa en las cuidades. La gran cantidad de ovejas que hay hasta en el último rincón imaginable, también hace desconfiar bastante de la calidad del agua.

Por de pronto, las ganas de volver a Irlanda o a terrenos y climas similares, son 0. Veremos con el tiempo, porque viendo las fotos cómodamente desde casa, olvidando las penurias, si que dan ganas de volver...

______________________________________________


  • If you want to save time of searching for new publications, just write your email in the field below and click "Submit". After confirming the subscription, you'll recieve an email whenever I publish something new.


  • Another option is to use a feed reader.